Tuesday, December 15, 2015

Auto-entrevista... Deidamia 2015.


Foto: Luis Reynaldo Pérez

Hace varios años (en 2006) publiqué una "auto-entrevista" al estilo de algunas revistas de variedades, y hoy quise intentar responder a esas preguntas y ver qué tanto he cambiado en 9 años, con la intención de renovar la escritura en este blog, porque mi vida, de alguna forma, sigue siendo "despeinada". Y debo confesar que me dio un poco de trabajo contestar algunas de estas preguntas. Algunas respuestas corresponden más a lo que recordé primero o a lo que he vivido más reciente.

AUTO-ENTREVISTA (2015)

Mi hora favorita: Sigue siendo las 6:00 de la tarde… y también las 10 de la mañana.
Un nombre: Rebeca y Deidamia
Una fecha que recuerdo: 4 de enero 2012
Un libro: Cualquiera de Alessandro Baricco, George Simenon, varios... aunque me marcaron "La tregua" de Benedetti y "El túnel" de Sabato
Un escritor: Alessandro Baricco
Un perfume: Fantasy, de Britney Spears y el Issey Miyake, aunque últimamente prefiero los olores en cremas y splashs
Una comida: Locrio de pollo (pero general, de otros países: la oriental, la mexicana, y la caribeña)
Una canción: New York State of Mind (de Alicia Keys)/ Magic, de Cold Play
Una película: Begin Again (vista recientemente)
Una foto que traiga recuerdos: Una con mi sobrina Emma a sus seis meses, en New York. (hija de mi prima hermana Jenniffer)
Películas que he visto más de 3 veces: Algunas de James Bond; En Busca de la felicidad; La era del hielo (sobre todo las dos primeras)
Un lugar: Mi casa
Un animal: Mi perrito Facundo
Un sueño: Ser libre todos los días (económicamente, emocionalmente, espiritualmente)
Un tesoro: Mi familia (mi compañero, mis padres y hermanos, mis primos y tíos, mi familia escogida -amigos-)
Una prenda: los anillos
Una flor: girasoles y margaritas
Un color: Fucsia/ naranja
3 consejos de belleza: tomar agua, desmaquillarme, comer frutas y vegetales
No salgo de mi casa sin… Filtro solar, celular, cartera con papeles, algo de maquillaje en la cartera
Accesorios imprescindibles: aretes
Cosas que no faltan en mi cartera: portamonedas, celular, bolsito con algunas pastillas
Personaje de la historia a quien admiro: Ghandi (hay más)
Tres cds para antes de dormir: Ahora mismo no escucho música antes de dormir, leo o veo Netflix. Pero hay discos que puedo escuchar muchas veces: Ok Computer (Radio Head), Unplugged de Nirvana, Después de amar (Carlos Luis), Bocanada (Cerati)
Tres lugares del mundo: Nueva York (EEUU), El Distrito Federal en México, Cabarete (RD)
Tres lugares en mi ciudad: Segazona en la Zona Colonial; Friday’s  (acrópolis); mmm estoy pensando aún...
Artistas favoritos: Chet Faker, Nina Simone, Cerati, Carlos Vives, Maroon5, Robi Draco Rosa, Cold Play, ufff muchos más
Actores favoritos: Mark Ruffalo, Al Pacino, Johnny Depp
Actrices favoritas: Julia Roberts, Sarah Jessica Parker, Anne Hathaway...
Ultimas prendas de vestir que he comprado: 3 pares de zapatos tipo flats, pintalabios, una blusa estampada

Prefiero: 
Agua o jugo, en lugar de refresco
Espectáculo de Ballet o teatro, más que un musical
Cine independiente en lugar de cine de Hollywood
Vino, whisky o vodka, en lugar de cerveza
Postre, en lugar de frituras
Splash en lugar de perfumes
Palomitas de maiz hechas en caldero
Los pintalabios a las sombras de ojos











Monday, March 30, 2015

Fluir...

Hoy me ha tocado trabajar desde casa en asuntos de mi empresa y he tenido la maravillosa experiencia de disfrutar de los pequeños detalles que regularmente no contemplo ni disfruto. Por ejemplo, tuve que salir a media mañana a hacer unas diligencias relativamente cerca de la casa y, al regresar, me encontré en el camino con un camioncito que vendía vegetales y víveres y por muy poco dinero compré dos libras de cebolla, una de ají, una de tomatitos bugalú y 4 plátanos, y también aproveché a un frutero para comprarle aguacate y varias frutas para tenerlas en casa en estos días. Vine contenta a casa a comer. Tuve que comprar comida en la calle porque no me iba a dar tiempo de cocinar entre todas las diligencias y trabajos pendientes, pero me senté en la mesa del comedor y me deleitó enormemente un concierto de pájaros y la brisa que entraba por el ventanal.

Ahora cae la lluvia, mientras también cae la tarde, y no puedo negar la sensación de plenitud que siento. En estos días estoy más tranquila. He tenido episodios de ansiedad (pocos y leves) pero he podido controlarlos. He tenido momentos de depresión y angustia, pero muy pasajeros. Sé que es algo con lo que tengo que trabajar un buen tiempo o toda mi vida, pero tengo la disposición de hacerlo, porque quiero disfrutar mi vida, no quiero estar ausente, quiero ser parte de lo que me pasa, valorarlo, disfrutarlo, luchar por lo que deseo... A veces (como ahora) me entra el miedito de pensar tan positivo (¡Sí, increiblemente!) pero quiero evadirlo, quiero dejar de pensar tanto y dejarme llevar... fluir.

Tengo deseos de ver películas esta semana, de disfrutarme mi casa, de disfrutarme lo que hago: mi trabajo, mi empresa; de hacer más cosas y dejar de postergarlas. En esas ando, y espero poder contarles sobre este proceso.