Monday, November 18, 2013

Declaración de miedo


Existe una sombra o un misterio, hay algo de ti que aún me asusta, y me despierto todos los días luego de una larga pesadilla con miedo a perderte en cualquier descuido. Una especie de tortura, la luz que no está en el lugar correcto, las lágrimas que entran sin permiso, tu presencia que aún no me convence. ¿dónde estás, dónde te fuiste, por qué te callas? Hay una tristeza que me acompaña a veces, sin razón aparente, sólo está ahí y, por más que intento, no logro creerme la felicidad. No quisiera sentir que he perdido el tiempo. Todos los días pienso que no te merezco. Pienso que el pago por mis errores es sufrir, y vivo huyendo al resultado final, al desenlace que, según mi miedo, está a la vueta de la esquina, como si nada de lo que hicieras me sirviera para confiar, un miedo inexplicable, una falta de fuerzas. Me cohibo de pensar más allá, de quemar todas las naves, de irme corriendo y decir que te amo.
Yo, que tanto viví desafiando el amor, hoy tengo miedo al mañana. Me pregunto muchas veces cómo sera si tengo que hacer las maletas nuevamente, si tengo que volver a llorar un adiós. Hace frío.

Thursday, November 14, 2013

Lucrecia, más presente que nunca...



"Lucrecia vendía habichuelas blanditas, verduras, cebolla y víveres en mi pueblo, a veces hasta tomaba café con pan en mi casa antes de seguir vendiendo en otras casas. Como sabía que me gustaban las habichuelas blancas, de vez en cuando llevaba un poco para mí." me cuenta mi amiga Alicia en privado, luego de que compartí en mi muro de facebook un artículo publicado en el periódico Público.es sobre los 20 años del asesinato de la dominicana Lucrecia Pérez en España.

Al leer ese artículo hace un rato, no pude evitar pensar en cómo la intolerancia, el rechazo a lo distinto, a otras culturas, cómo el racismo, el clasismo -y otros ismos de ese tipo-, pueden hacernos caer tan bajo como seres humanos. Leí ese artículo, donde narraba un poco de la historia de Lucrecia, donde narraba su último día con vida, y no pude evitar sentir mucha tristeza, una tristeza y decepción real, actual, tangible, como si eso hubiera pasado ayer mismo. Me imaginé por todo lo que pasó para llegar hasta allí, todo por conseguir una "mejor vida"; la tristeza que sentía todos los días extrañando a su familia, las humillaciones que sintió y enfrentó en su soledad, por las acciones, miradas o palabras de quienes no la veían digna de aprecio y compasión, o, digámoslo como es: de respeto.

Y de repente me asustó pensar en otro escenario, en nuestro país, en el que últimamente se ha volcado, con más fuerza que nunca, un huracán de odio, de irrespeto, de irracionalidad extrema, donde he tenido que leer cualquier tipo de barbaridad y desprecio. ¿Qué estamos alimentando? ¿Qué monstruo queremos despertar? Qué miedo me da que se repita (aquí o donde sea) otra historia como la de Lucrecia.

"...fue muy difícil para todo el pueblo, su cuerpo fue velado en el parque, en esa época (yo) aún tocaba guitarra en el coro de la iglesia y nos costó mucho cantar esa vez." concluyó mi amiga.


Wednesday, October 23, 2013

Libertad...


Hay una hora del día en que no me imagino en otro lugar que no sea en casa. Escuchándole sin que hable, pero saber que está ahí y estar ahí. Hay un momento en que casi me desespero y comienzo a hacer malabares para que pase el tiempo, para no sentirlo, para no dejarlo todo y salir corriendo. No soy de cosas establecidas, nunca lo he sido. No soy cotidiana, ni rutinaria, ni tan predecible. No soy de reglas, ni cosas escritas ni de hacer las cosas "como deben de ser" por eso muchas veces tengo conflictos con lo ordinario y seguro. Soy un volantín gigante con ganas de siempre estar haciendo cualquier otra cosa, con un kilómetro de adelanto de mi misma, con un deseo enorme de encontrar un oasis cada unas cuantas nubes...

Thursday, August 29, 2013

Hoy no soy buena compañía...



La vida se me ha vuelto pesada en los últimos tiempos. Llevo una carga invisible que no logro entender. Siento deseos de escapar a alguna parte, de esconderme, de hundirme, de estar sola. Tengo miedo de todo, del dolor, de la muerte, de envejecer, del mañana, del amor, del desamor, de estar enferma, de luchar, de perder...
Y a veces no parece que merezca nada, no parece que haya hecho algo bueno, sigue siendo todo tan difícil y tan improbable. La idea que tenía de la vida se ha desmoronado por completo, ya no sé que es real de lo que he visto y he creído. A veces no tengo fuerzas para seguir adelante, como si en el horizonte no se viera más que una nube gris y turbia... es tan doloroso a veces despertar cada día.

*Foto: fuente externa.


Tuesday, August 27, 2013

New York y mis nostalgias...



Venía camino al trabajo y pensé en New York. Me vino a la mente una frase: "En New York me siento viva" y quiero explicarme. Es una ciudad que me hace sentir segura, hermosa; donde me quiero comer el mundo, donde creo que todo es posible. ¿Qué tiene esa ciudad -además de las diferencias claramente visibles- que me hace sentir así? Puede que el clima de otoño -que es cuando disfruto más estar allá-, puede que la "música" sin sonido que se escucha caminando por las calles de Manhattan, puede que ver el paso acelerado de la gente, con celular en mano, yendo a trabajar o a reunirse con alguien; puede que sea el olor tan particular de ciertas calles, o de algunas tiendas; puede que sea la facilidad de encontrar de todo: todo tipo de comida, todo tipo de productos para pelo rizo, todo tipo de ropa a cualquier precio, todo tipo de objetos de colección o de recuerdo, librerías modernas y antiguas, arte en la calle, luces, los cafés de starbucks, uff... tantas cosas.

Pero, realmente, New York también significa ver a los tíos, los sobrinos, los primos, significa ver a Christian (Munano), a Eliezer, a Patricia, a Jennifer, a Emma, a Nicky, a tantos nuevos amigos que han ido creándose con los años y los nuevos gustos. También significa soñar, la poderosa sensación de confianza, de esperanza, de recuperar mis sueños, significa reencontrarme, cada cierto tiempo, con los recuerdos, pero sobre todo, con el presente que pocas veces sé vivir (y debo).

Que tengan feliz martes...


Tuesday, June 04, 2013

Entrevista a Cultura Profética * (para Oh Magazine, en 2007)


*Esta entrevista fue contestada por teléfono, por uno de los integrantes de la banda, Willy Rodríguez (cantante y voz), luego tuve la oportunidad de conocerles en persona.

Deidamia: ¿Qué parte de la cultura profetizan ustedes?
Cultura Profética: Nosotros no creemos ser profetas, más bien la parte de la cultura que hacemos valer es la subestimada y la olvidada.   

D.G.: ¿Cómo definirían al público que sigue la música de Cultura Profética?
C.P: Despierto, inconforme, gente que busca mas allá de lo que se puede ver simplemente con los ojos.

D.G.- ¿Qué música le sorprendería a la gente saber que ustedes escuchan?
C.P: Yo diría que boleros viejos, Tito Rodríguez por ejemplo.

D.G.- ¿De qué forma llegan a un acuerdo para sus creaciones, con tantas influencias, tantas vivencias y tantos integrantes en el grupo?
C.P: En eso está la magia de Cultura, el hecho de que aunque hay muchas influencias todas se complementan de una manera que no es forzada, todo el mundo tiene la libertad de ser y expresarse en su instrumento. No hay votación sino que el espacio que cada quien tiene en la banda es libre y necesario.

D.G:- ¿Cuál es el compromiso de la cultura del reggae?
C.P: Eso no se puede generalizar.  Nuestro compromiso va con nuestra gente y nuestros ideales, es un proceso que va de adentro hacia fuera.  Primero el compromiso de complacer el deseo de expresarse y luego el de hacer valer un movimiento que es más grande que una banda.  El compromiso es con la gente, porque esto es de la gente pa’ la gente.


D.G.- ¿Cuál es la mayor dificultad con la que se han encontrado dentro de su carrera?
C.P: Tener exposición en los medios porque muchos de los temas que tocamos le parecen ofensivos a ciertas personas y pues eso nos ha cerrado puertas.  Pero es lo único de todo que mientras mas difícil con mas cariño se hace.  Mientras puertas se cierran otras se siguen abriendo con la verdad por delante.

D.G:- ¿Por qué no oímos o vemos más de Cultura Profética en la radio y canales de videos musicales?
C.P: Me parece haber contestado esto más o menos en la pregunta anterior.  Eso hay que preguntárselo a los medios y porque trabajamos de manera independiente por lo que es un poco más lento el proceso.  Pero a la que las cosas llegan, llegan en grande.

D.G:- Son bastante conocidos en varios países ¿cómo es el apoyo en su natal Puerto Rico?
C.P: Incondicional y es diferente al apoyo hacia otros artistas porque nos sienten más como uno de ellos, no hay algo que divida al artista del publico en nuestro caso.

D.G:- ¿Cuál es la oferta artística de Cultura Profética sobre el escenario?
C.P: Puramente musical, mucho más auditiva que visual.  El que vaya a ver a Cultura en vivo se llevará una experiencia orgánicamente sonora inolvidable.





Una entrevista que hice al cantautor cubano Noel Nicola hace 11 años.

 Entrevista
Noel Nicola “entre otros”
El cantautor, que fue coordinador del Movimiento de la Nueva Trova, ahora dirige una editora musical, graba un disco por año tratando de rescatar parte de sus casi 400 canciones, y sigue componiendo.
Deidamia Galán
Santo Domingo

El cantautor cubano Noel Nicola visitó el país como invitado del V Festival Internacional de Cine de Santo Domingo, para presentar el documental biográfico “Así como soy”, basado en su vida y realizado por el director Carlos León. Le robé, junto a Miguel (Gómez), un rato de privacidad dentro de la residencia de su hija Nadia, en un rincón de la capital, para, entre fotos y palabras, traerlo a los lectores de VENTANA.

¿Cómo era el Noel Nicola de hace 35 años?
Chica, bastante parecido al de ahora. Un poco más loco, un poco más atribulado, digamos, un poco menos hombre de familia, un poco menos capaz de llevar una vida más organizada, de hacer un trabajo como el que estoy haciendo ahora, el centro de mi trabajo es al frente de una editora musical. Si bien fui el primer coordinador del Movimiento de la Nueva Trova cuando fue una organización, yo no creo que en aquel momento hubiera tenido madurez para dirigir una entidad que es cultural y es a la vez una entidad económica. Estoy más viejo. He mantenido la curiosidad, las ganas de saber, y eso es lo que me ha permitido hacer otras cosas. Mi vínculo con la música no ha sido solamente ante el escenario, me ha interesado siempre la producción, he escrito infinidad de notas críticas a discos, la producción de fonogramas, llegar a saber cómo es el misterio de un estudio de grabación. La dirección artística de una grabación, de un disco completo y que los diseños y todo lo que se haga tenga una relación.

¿Te sientes bien con todo lo que te ha pasado?

Si uno se conformara con lo que ha pasado, mejor no hace más nada, claro, yo puedo estar inconforme con lo que ha dejado de pasar antes. Me hace vivir lo que va a pasar mañana. No puedo decir que me he hartado de nada, y eso es una recomendación que me hacía un señor que vivió muchos años, en el medio artístico, me decía “el secreto está en no cansarse nunca de nada, en no sentirse del todo lleno de nada, no llegar a ningún exceso en ningún término, siempre vas a tener algo que hacer mañana”.

¿Qué no perdona Noel?

Una de las cosas que da la vejez y la madurez es que uno va sumando cada vez más cosas que es capaz de perdonar y que uno no sabía que era capaz de perdonar. La deshonestidad, el autoengaño, es una de las cosas que más me molesta de cualquier ser humano que me rodee, de lejos o de cerca. Fíjate, no te estoy hablando ya del engaño, sino del autoengaño, la gente que se engaña a sí misma. Me molesta porque prefiero saber con quién me las estoy viendo, con una mala persona que pretende engañarte, pero que él está claro de que es un engañador. Trato de ser lo más frontal posible, eso me ha traído muchos problemas en mi vida. No creo que haya mermado mucho mi manera de ser frontal. Soy capaz de pasar por alto más cosas...

Es ser más tolerante...
Lo que pasa es que uno se vuelve más tolerante con los defectos propios, comprendes los propios, los ajenos y eso te va limando; es como si fuera una lima gruesa que te va quitando aristas; eres la misma persona pero las puntas, esas agresivas, se van suavizando. Eso casi siempre lo traen los años.

¿Por qué era imaginaria María del Carmen?

Porque no había ahí en el pueblecito ese donde yo estaba (risas). O sea, la mujer que yo hubiera soñado tener en ese momento no la encontraba. Era la escasez. Y María del Carmen fue el nombre que me vino a la cabeza.

Era así como el amor o la mujer ideal...
Era la persona que hubiera querido en ese momento de mi vida, a la vez era la primera canción que planteaba problemas en Cuba públicamente, los problemas de la igualdad del hombre y la mujer, la igualdad social, la igualdad dentro de las relaciones de pareja. Fue muy polémica.

¿Te volviste tolerante también con lo que esperabas de esa mujer ideal?

Yo creo que la he encontrado varias veces en mi vida, lo cual es muy satisfactorio, yo como Antonio Machado: “ni un burlador mañara ni un bradomín he sido, ya conocéis mi torpe aliñe indumentaria, pero acepté la flecha que me lanzó cupido y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalarias”. Yo le estoy muy agradecido a la vida, por suerte he tenido buenos amores, amores que se han acabado, amores que siguen, y siempre he sido una persona leal a mis amores, aunque he sido atribulado, pero leal. Tiene que ser muy terrible para que yo saque a una persona de mis recuerdos y si la saco de mis recuerdos la entierro, para mí se murió, no existe ni para bien ni para mal. Todo eso está en mis canciones. Ahora compongo menos porque todo lo que tengo que decir o ya lo he dicho o he escuchado a otros que lo han dicho muy bien. En el momento que siento la necesidad de crear es cuando tengo un punto de vista aunque sea un poquito diferente.

¿Qué haces en Cuba?

Grabo un disco por año, que es fundamentalmente el rescate de mi obra que nunca grabé. Yo compuse cerca de 400 canciones y cuando vine a ver, hace unos cinco años, había grabado para distintos medios sólo unas 150 canciones y fijadas en discos no llegaban a 100. A lo mejor sigo componiendo, eso le pasa a uno cuando a lo mejor tiene un bache que no salen canciones en determinado momento. Siempre he dicho que no toda la vida uno tiene que estar haciendo una obra cuando ya tiene una obra hecha. Pero entonces uno se pone exigente, de una manera que se vuelve su peor crítico, y casi nada le gusta de lo que hace y te parece que hiciste una basura y para enseñarle eso que estás haciendo a alguien te cuesta mucho trabajo, pero tienes una obra hecha. Y ese baúl está ahí... No lo saco todo, he desechado mucho, pero me da para sacar por lo menos tres o cuatro CDs en los próximos años.

También hiciste un disco con Santiago Feliú...

El 80% de ese disco no estaba grabado antes. Es un disco de canciones mías cantadas por los dos, terminé cantando más canciones yo que Santiago, pero bueno, el disco es de los dos, porque Santiago fue el que me animó a hacerlo. Y es un disco un poco curioso porque lo nombramos “Entre otros” por una cosa que nos había pasado varias veces: en esas relaciones de artistas que participan en un espectáculo o en un disco colectivo, que son invitados, que sé yo, eventos, aparece una lista: “fulano, mengano, sutano... entre otros”. Bien, Santiago y yo hemos parecido ser “de los otros” muchas veces y a mí me tocó, sobre todo un par de veces, una cosa ya que parecía ex profeso y sin paranoia, estaba la lista completa, estaban todos los demás y al final decía “entre otros” y yo no estaba en la lista. Eso pasó en un disco, 15 invitados “Fulano, mengano... 14, entre otros” y yo era el número 15. Y yo dije: vamos a hacer una cosa ex profeso para molestar “Noel Nicola y Santiago Feliú, entre otros” (risas) todavía no sabíamos quiénes iban a participar en el disco y resulta que los otros son los guitarristas con los que nosotros hemos trabajado alguna vez, todos son estrellas, figuras de la guitarra en Cuba... entre ellos Carlos Luis, que tuve la suerte de que coincidiera su visita allá cuando estábamos grabando el disco.




Friday, May 31, 2013

Liberal Arts, una película de arte y romance...

Una película sin muchas pretensiones, pero llena de una belleza poética de principio a fin. Romántica, sin caer en lo cursi, tiene como base una relación de amor, aunque más que ello, está envuelta la sensibilidad por la música clásica, la poesía inglesa y la nostalgia. Un chico intelectual que vive en New York, su amor por su antigua alma máter en Ohio, su encuentro con un exprofesor y diferentes personajes que le dan sentido a su ya estancada y cotidiana vida de adulto.

Esta película, estrenada en 2012 en el Festival de Cine de Sundance, que no posee un "super-guión", pero sí una forma sublime de ser planteada, reflejando muy buen gusto en sus diálogos, cuenta con la participación de actores como Josh Radnor, Elizabeth Olsen, los veteranos Richard Jenkins y Allison Janney, el joven pero conocido Zac Efron, entre otros.

Para los que llevan anotaciones de evaluación técnica o profesional, el crítico de cine Robert Ebert, la describió en el Chicago Sun-Times, como "un placer casi inadmisible" y le dio 3 puntos y medio en un ranking de 4 estrellas.

Así que si eres amante de las películas artisticas, románticas, con libros y música envuelta, te la recomiendo muchísimo.

Saturday, April 20, 2013

El día de color nostalgia


Estuve en la calle algunas horas, en una reunión en las oficinas de la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo, donde me tocará coordinar uno de los espacios temáticos. Por allá me agarró la lluvia, y hasta me enchumbé los zapatos, tuve que venir en taxi a casa.

Cuando llegué a casa, ya bajo la calma que queda luego de un gran aguacero, me dio por mirar por la ventana. Suspiré y recordé lo mucho que me gusta donde vivo. La calle estaba tranquila, limpia, el viento era agradable y suave, y olía, por un minuto, a felicidad. Sentí repentinamente paz. También recordé a mi primo Christian, me dieron deseos de estar compartiendo con él, aquí o en NY... Ese corto momento fue como si en el cielo estuviera reflejado el color de la nostalgia, pero esta vez no era una nostalgia triste, era un sentimiento de satisfacción, de amor, de extrañar, de tener la oportunidad de sentir, de tener gente especial en mi  mundo y la certeza de que, por más que la vida pone pruebas y situaciones de incertidumbre o turbulencias, luego tiene unos contrastes inesperados que, finalmente, son los que nos dan el sentimiento de estar vivos.


Wednesday, April 10, 2013

"No et Moi" Excelente película

Me encontré con esta película cambiando canales en el cable, por suerte apenas unos minutos luego de haber comenzado, y no pasó mucho tiempo para que me conquistara y me dejara pegada al televisor hasta el final. Narra la historia de una adolescente de 13 años, con una inteligencia especial que permitió estuviera en un curso de dos años de adelanto a lo que correspondía por su edad.


A Lou le encomendaron en la escuela realizar una exposición sobre las personas que no tienen hogar, para lo que se atrevió a entrevistar a una joven indingente de 19 años, con problemas de alcohol, drogas y sin familia. Luego de una excelente y aplaudida exposición, Lou quiere mantener el contacto con No (Nora) su nueva amiga, quien se desaparece por un tiempo sin dejar ninguna huella.

Lou, hija única, convive con una madre dependiente de pastillas para la depresion, algo abstraída de la realidad, luego de haber perdido un hijo de pocos meses de nacido. Un padre amoroso pero en cierta forma cansado de la rutina y tratando de sobrellevar solo los asuntos emocionales de su mujer y la responsabilidad con su hija.

Lou, atravesando por la difícil etapa de la adolescencia, piensa llenar ciertos vacíos buscando de manera casi obsesiva a No, quien un día aparece de la nada frente a la puerta de su escuela. Lou toma la decisión de no perderla más y sugiere a sus padres le den albergue en su casa, cuya petición aceptan con cierto éxito al principio, pero desencadeando más adelante un manojo de crisis y situaciones conflictivas que la exponen al peligro y fuera del alcance y manejo de sus padres. Una historia intensa, con un artístico y estético manejo de los temas que trata, una buena banda sonora y un buen uso del "enganche" al espectador.

Si les gusta el drama y el cine de arte, esta película es altamente recomendada, al menos desde mi gusto.

Para conocer más de esta película, visita su página en IMDB