Thursday, November 13, 2008

Confesiones

Ayer lo dejé todo para ser mujer
lo único que queda es la sospecha
los días no me han dejado opción para analizarlo
las horas se van muy rápido
pero el tiempo no pasa contigo.

A veces parece que es toda la vida
y ya tus manos andan en mi piel
como quien se adueña del mundo.

No sé dónde empecé a quererte
ni me he detenido en medio de las cosas
a analizarlo todo y autosabotearme,
pero ya no imagino el sol sin tu cuerpo cerca
ni esta casa sin ti
ni Sabina sin Judas Priest
ni Silvio sin Bad Company
ni no hacerte el chocolate
ni la calle sin tu mano
ni el amor sin tu boca.

Deidamia Galán
13 nov. 2008

1 comment:

Anabelle Pérez said...

que bello! que bello! que bello!