Thursday, August 24, 2006

Palabras en el aire. (Y yo sin palabras)

(Fragmento- Marel Alemany)

"(...)Por no dejar una ilusión perdida, me he sentado a tejer mil pequeñeces: la forma en que percibo tu dulzura, el color de tu alma cuando llueve.
Por no dejar palabras en el aire, he empezado a escribir un cuento de aventuras, una historia de amor muy shakespiriana, y un relato con tintes de locura...
...Defíneme la forma en que nos vimos, deja que lo imagine a mi manera, que si nunca te tengo, no me importa, sólo si puedo estar con la más bella, sólo si puedo estar con la más bella de las historias...!
Para poder vivir el tiempo del deseo, me he instalado en un patio con pantalla gigante, construyendo el contorno de tu cuerpo, improvisando idiomas para amarte;
por no dejar palabras en el aire, he vestido de luna tu cuerpo desde lejos
y con la inmunidad de la distancia, he empezado a querer soñarte menos..."

4 comments:

laura rivera said...

El 18 de septiembre Jorge Drexler lanzara al mercado su nuevo disco: "12 segundos de oscuridad". Yo ya me veo con el disco en las manos, cual Gollum y el dichoso anillo, con una sonrisa que triplique los limites de mi cara, reverberando felicidad a todos los ojos que se me crucen ese dia. Debe ser cierto eso de que todo se transforma...

Deidamia Galán said...

Vaya! no sé porqué mencionas a Drexler, pero dicen que no hay coincidencias ni casualidades... En estos días he estado en contacto con él, estoy también pendiente de ese disco... ya luego te cuento algunas cosas.
Ah!! y no conozco la poeta que me dijiste, voy a buscar cosas de ella.

Junior Polanck said...

Dile a Munano que ponga sus poesias en su blog.

En realidad son bien profundas y sentimentales.

Yo diria que el contenido tiene una combinacion de Neruda y Judas.

Deidamia Galán said...

Ah, pero a mi me encanta como escribe el Munano!! una vez, hace unos años, me enseñó algunas cosas que escribió y, aunque obviamente le faltaba pulirse, pude ver que escribía muy bien, que tenía talento, coño, ese niño es tan sensible y tan artista...
lo malo es que no se lo cree.