Thursday, March 15, 2007

Sueños de la vida...

Estos días ando en amor con la música, de verdad amo la música. Me estaba acordando de Ayi que el otro día decía de su sueño de dedicarse a la música, y de repente me empecé a cuestionar en qué punto de la vida nos consume la mediocridad del ambiente y nos olvidamos de esos sueños y esos talentos que sabemos que tenemos, y pasamos a ser "lo que se espera que seamos" y lo que la gente que nos rodea quiere que seamos. Recién ahora estoy retomando esos sueños que tenía desde chiquita, cuando me ponía una toalla en la cabeza y con un cepillo de cabeza -el micrófono, claro- me enfréntaba al público -el espejo- sin complejos ni prejuicios. O cuando a los 8 años me disfrazaba de una anciana, a quien nombré "Doña República" y la cual inspiró a mi familia a ponerme en clases de teatro y danza. O cuando a los 10 años organizaba una coreografía y una obra para recibir a un tío que tenía 8 años sin visitar el país, o cuando escribí un "libreto"de una película de super héroes, libreto que luego se fue a la basura por la equivocación de una persona.

Sin embargo, después de unos años en esos andares, no recuerdo bien por qué razón, dejé todo a un lado y me pasaron los años inyectándome inseguridad, sintiéndome comparada y rechazada (era gordita y 2 años menor que todos los compañeros de clase), hasta que me "olvidé" de esos sueños...

Ahora lo que pasa es lo siguiente: no puedo ir a un espectáculo de danza o a un buen concierto, sin sentir escalofrío y la piel erizada, sin pensar "si volviera a nacer..." y cosas por el estilo. Escuchar una y otra vez un buen cd en el carro a todo volumen y sentir que vuelo y que no hay nada que me pueda hacer sentir mejor que la música. Hay cosas que ya no puedo hacer profesionalmente, pero hay otras que tal vez sí, como por ejemplo, estoy recordando ahora, cuando hace muuuuuucho escuchaba una canción y la veía en imágenes en mi cabeza, tenía una idea de cómo hacer el perfecto video musical. Esas son cosas que aún podría hacer. E igual tomo clases de danza (afrojazz) porque es algo que definitivamente llena una gran porción de mi alma.

En fin, que debería haber una regla para que nadie te diga "no puedes" hacer tal cosa, para que la gente te incentive, para que en algún lado "vean"en ti el potencial y todo en tu vida camine a ese propósito, pero creo que eso también es parte de la vida, descubrir nuestros talentos, tomar decisiones, aprender y no repetir patrones, y tal vez nosotros servir de puentes para que otros sí puedan lograr lo que quieren, pero, insisto, todavía creo en muchos de esos sueños, y la verdad que aún creo que estoy joven para luchar por ellos.

nota al margen: Al estilo de Siouxsie y su "oda al diario de Bridget Jones": de las 7 libras que había subido, ya tengo 5 menos!! pero quiero bajar por lo menos unas 5 ó 6 más :-p así que eso me tiene entusiasmada.

*Imagen de Tabela

4 comments:

Manuel Antonio Mercado Soler said...

Lo peor de todo es cuando eres tu mismo el que te dices: "No puedes" o "No debes".

En estos días mi guitarra está empolvada, mi voz rota, y mi libreta vacía de sueños y llena de ecuaciones...

Ayi said...

Mujeiii!.. que diferente esta tu template!... le inyectaste un poco de luz con ese blanco tan intenso!.. nice!..

Los sueños... eso son.. pero hay que luchar por cumplirlos y debemos empezar por nosotros mismos en convencernos de que podemos, es dificil, pero si nos proponemos lo logramos.... obstáculos habrán siempre en este trapo de mundo...

¿Libras? Congrats!!.. yo me pondre a eso cuando termine de pasar esta jodia gripe que me tiene a cojer la loma... :(

Cuidate!!!!

Lulu said...

Hola Dei! tenía un tiempito sin pasar, pero este post me ha poco encantando. Eso que dices nos pasa yo creo que a todo el mundo. Yo por fin he comprendido que no debo esperar que otros me valoren, sino darme ese valor yo misma. Hay una frase de una peli argentina que no recuerdo el nombre que ha sido mi motto desde que la oí allá por el 98: Cuando dejas un sueño atrás, algo dentro de tí va muriendo. Esa frase me abrió los ojos y me puso en marcha. Y ahora no estoy donde quisiera, pero lucho por montarme a ese tren.

Es gracioso, pero a mi me pasó algo parecido cuando fui a ver un musical sobre brujas...porque yo había ensayado en un campamento cuando tenía como 7 años, para ser la bruja mala de la Bella Durmiente ...y estando sentanda en ese teatro viendo el personaje de la bruja mala, recordé lo que me gustó interpretar. Y por una noche me pregunté qué hubiera ocurrido si hubiera seguido por ese camino.

Miriam Vaca said...

Hola Dei, mi nombre es Miriam, tengo 30 primaveras y desde hace unos días, por casualidad "caí" en tu blog, digo, caí por que soy nueva en este mundo de la globosfera, apenas estoy aprendiendo como manejarlo, pero bueno, hay voy, cuando "caí" en tu blog, no se que me llamo la atención, pero me dio por leerlo tooooodo, y hay muchas cosas que me gustaron, que me hicieron admirarte, quiza sea esa magia que transmites, aunque no lo creas, por la pantalla de mi compu, pero bueno, el caso es que te "conoci" y aunque tu no lo sepas, eres mi amiga sin serlo, por que me identifico mucho contigo, pero bueno, si quieres saber más de mi puedes ver mi blog: www.yudyvaca.blogspot.com
Saludos desde Autlán, Jalisco, México, la tierra del Tequila y de Carlos Santana, el mejor guitarrista del mundo, jejeje.