Thursday, June 09, 2005

En la cola de un Saltamonte 150!

Ayer fue un día bastante interesante. No escribí nada anoche por haragana, pero lo hago ahora que ando con algo de tiempo y sobretodo ánimo, es que, insisto, me he estado acostando tarde y como los ejercicios los estoy haciendo en la tardecita-noche entonces al otro día me da trabajo despertarme, pero hace rato estoy de pie y ya he resuelto muchas cosas en lo que va de mañana.
Resulta que ayer salí de casa a media mañana a llevar el carro donde un mecánico amigo de mi papá para que lo revisaran, y me fui con mochila y tenis porque sabía que iba a andar a pie gran parte del día. El plan era dejar el carro e irme de ahí en carro público a la oficina-casa de mi amiga (aunque me toca entrar a las 2:00 p.m.) para estar ahí desde temprano, comer allá y no tener que regresar a casa.

La aventura empezó cuando al dejar el carro en el taller me disponía a caminar unas cuadras para tomar el transporte público, pero el amigo de mi papá, que iba a salir a hacer unas diligencias, se me acerca en su motor y me dice “¿Tú te subes en una de estas?” Y yo literalmente tragué en seco y le dije “Pues sí, una bolita* hasta la avenida por lo menos, de ahí cojo un carro público”. Agradecí para mis adentros estar en jeans, tenis y mochila, me subí en la cola del motor del amigo de mi papá. ¡Yo soy miedosísima con las motos! Y mucho más si se trata de transitar entre tantos carros, tantos chóferes malos, tanta gente loca que anda conduciendo en este país.
El caso es que no fue hasta la avenida solamente, sino que él iba (más por suerte que por desgracia) para los mismos lados que yo iba y me dejó a una cuadra y media de la casa de mi amiga. Él no me vio obviamente, pero yo andaba con una sonrisa todo el camino pensando en la aventura que estaba viviendo, así que, pensando en escribir sobre esto, le pregunté ¿Cómo se llama el modelo de este tipo de motor? Y me respondió: es un Saltamonte 150.

Luego de eso, estuve muy contenta aprovechando mi día de andadera a pie (cuando tengo esa “oportunidad” lo disfruto mucho, porque conduciendo uno se pierde de muchas cosas) y antes de llegar a casa de mi amiga me dirigí al colmado** a comprarme unas frutas que me tocaba merendar en la mañana y la tarde (¡por fin!), tuve que caminar como 6 cuadras para encontrar uno, pero, eso sí, cuando me comí ese guineo vi la gloria!!! Luego caminar a casa de mi amiga, allá llegué y me acomodé a trabajar hasta las 6:00 que fui por el carro. De ahí a clases de pilates, que estuvieron muy buenas por cierto, y de ahí llegué a casa a ducharme, cenar, y entrar a internet.

*.- Aventón, ride, dedo, botella
**.-Tiendita, bodega, minimarket

2 comments:

Siouxsie said...

Jajaja!! me encanta ese nombre pa un motor!...ps.-en las traducciones te faltó: ***guineo: platano (hembra)..aqui no saben lo que es eso!!!un guineo es un platano, y un platano es "platano macho"..por lo que supongo que el guineo debe ser hembra....blahblahblah

Karls Peña said...

6 cuadras para un colmado? pero era un campo donde estabas! Es dificil en Santo Domingo caminar mas de dos cuadras sin ver un colmado.