Thursday, June 02, 2005

Sobre vocaciones y actividades del cuerpo (o físicas).

Una de las cosas que acordamos Alda y yo en nuestra conversación del martes, fue un intercambio que a ambas nos puso muy contentas, yo le haré un trabajo de relaciones públicas para un taller que se realizará en su escuela este mes y que lo impartirá un bailarín francés que ella traerá; y a cambio, por los siguientes dos meses yo tomaré clases de pilates, danza contemporánea y hiphop en la escuela. Es una buenísima forma de incrementar mis ejercicios y ayudar mejor a esta parte del proyecto de “cambio de vida” con el cual estoy comprometida hace algo más de dos meses :)

Hoy empecé mis clases de danza contemporánea, fue fabuloso, me encantó, me hizo revivir memorias de mis clases de ballet clásico cuando tenía 8 años, en ese entonces también estaba en teatro y ballet folkórico (hasta hice presentaciones) y unos años después tomé clases de danza árabe, o sea iba por el camino correcto para convertirme en una gran artista!!! (jajaja) Pero por cosas de la vida luego no pude continuar, hasta que en el primer semestre de la universidad tomé teatro por seis meses y de examen final nos tocó hacer un monólogo improvisado que según me dicen me quedó muy bien.

Con el paso de los años, me olvidé mucho de mí misma en muchos sentidos, tanto en esos sueños de artista como también en lo relacionado a mi imagen, dejé todas las actividades físicas (bueno, muy esporádicamente hacía alguito de ejercicios) pero jamás había estado tan comprometida y disciplinada como ahora, tanto con la alimentación como con ejercitarme, ahora lo siento como un proyecto de vida.
Y con respecto al arte, obviamente siempre me ha corrido por las venas y ha querido salírseme por los poros, ya sea escribiendo, produciendo, cantando, bailando, creando… sólo que me ha faltado canalizar cómo explotarlo en su máxima expresión, pero ahí ando… en ese camino.

El día de hoy estuvo algo ajetreado, en general toda esta semana ha sido muy movida y ocupada, lo cual no es malo, para mí es lo contrario, eso me pone súper bien de ánimo y me activa la creatividad, me hace querer emprender cosas, soñar y re-enfocar mis proyectos, mis deseos, mis objetivos. Pero bueno, hoy en particular hubo cosas que no me salieron del todo bien, o sea, no salieron como las tenía planeadas: plantones, viajes en vano, etc., pero lo traté de tomar con positivismo, al final todo se compuso con las clases de danza, es mucha la energía que se canaliza ahí y salí muy feliz de la clase (y también muy sudada, ah! y con mucha hambreeeeeeeee!!)

Ahora que lo pienso, otra cosa es que, el estar haciendo tanto ejercicio, estar comiendo saludable y encima estar de buen ánimo, hace que también el cuerpo quiera realizar otro tipo de actividades (no tengo que explicar mucho sobre esta parte, supongo) pero en ese sentido ando últimamente más “quisquillosa”, medida y reflexiva, así que habrá que esperar y acumular adrenalina… ja!

Se me cuidan mucho!

Dei

2 comments:

DisturbiKa said...

Dei... cuidado con acumular adrenalina en exceso... eso hace daño!! :P... un beso

Deidamia Galán said...

jajaja
Lo tomaré en cuenta, querida Disturbika ;-)
Qué bueno verte andando por acá... también ando por el tuyo de vez en cuando.
Un beso
Dei